Preguntas Frecuentes

¿Qué son las Várices?

La palabra várice, se origina del latín: Varix que significa serpiente.

Las várices son venas dilatadas que por lo general son tortuosas o en forma de serpiente y que pueden ser visibles, sólo las que se desarrollan debajo de la superficie de la piel, en ocasiones hay várices que no son visibles porque se encuentran a una mayor profundidad y que pueden hacer que otras venas que están sanas se enfermen. Dependiendo de la fase de la enfermedad y del tipo de vena se pueden encontrar venas enfermas de pequeño, mediano y gran calibre.

De acuerdo a varios factores, las regiones del cuerpo que más se afectan son las piernas, los tobillos y los pies.

¿Qué son las venas?

Las venas son las estructuras vasculares encargadas de regresar la sangre de los pies hacia el corazón. Las arterias, por su parte, se encargan de llevar la sangre del corazón hacia los pies, esto es un círculo: la circulación de la sangre.

que-son-las-venas

¿Son las várices una enfermedad?

Es importante mencionar que las várices son parte de una enfermedad conocida como insuficiencia venosa, y que de acuerdo a su etapa es lo que podemos encontrar en cada paciente, desde solo molestias en las piernas, cansancio, pesadez, calambres, piernas hinchadas, sensación de piernas ligadas, a tener arañitas venosas, várices de pequeño, mediano y gran calibre, tener cambios de la coloración de la piel ( café oscuro) la piel más acartonada, cambios en los tobillos con muchas venitas pequeñas , úlceras en la parte interna de la pierna o alrededor del tobillo, o úlceras que ya han cerrado pero que se pueden abrir nuevamente de no recibir una atención adecuada.

¿Cómo hacen las venas para regresar la sangre de los pies al corazón?

Las venas cuentan con unas puertas o válvulas que son las encargadas de regresar la sangre en contra de la gravedad (cuando estamos de pie) y es que desde que el hombre camina en dos extremidades, desde entonces, se originó este problema con las várices.

como-hacen-las-venas-para-regresar-la-sangre-de-los-pies-al-corazon-2

Estas puertas o válvulas son una especie de elevador para la sangre, la cual se mueve con cada latido del corazón, con cada respiración los pulmones también hacen un efecto de bombeo hacia arriba y, con cada paso que damos, los músculos de los pies y las pantorrillas hacen que la sangre también suba con mayor facilidad.

Sin embargo, el paso del tiempo, la edad, la herencia, el sobrepeso, el estar mucho tiempo de pie o sentado sin realizar movimientos, hacen que estas puertas o válvulas dejen de funcionar adecuadamente, es decir, las puertas o válvulas ya no cierran en forma correcta, haciendo que la sangre suba hacia el corazón en menos cantidad y en mayor cantidad se quede estancada en las piernas. Este sobre congestionamiento de sangre en las venas de las piernas es totalmente anormal y las venas se dilatan, se enferman… se hacen varicosas.

como-hacen-las-venas-para-regresar-la-sangre-de-los-pies-al-corazon-3 como-hacen-las-venas-para-regresar-la-sangre-de-los-pies-al-corazon-1

¿Por qué es necesaria una evaluación y exploración calificada?

por-que-es-necesaria-una-evaluacion-y-exploracion-calificadaDe acuerdo al grado de la enfermedad, en ocasiones, los pacientes acuden al Angiólogo (especialista en la circulación) solo para resolver un problema estético, es decir solo unas venas pequeñas que parecen arañitas sean rojas o azulosas. Sin embargo en ocasiones el problema puede venir de venas más profundas.

Por este motivo, es necesaria una evaluación y exploración calificada para tener los mejores resultados tanto estéticos como a largo plazo.

¿Qué factores ayudan a la formación de várices?

Las várices como algunas otras enfermedades son debidas a la suma de ciertos factores de riesgo, es muy raro que solo se presente uno de ellos.

Algunos factores causales son modificables como el peso corporal y otros no como la herencia, el sexo o la edad.
Estar mucho tiempo de pie o sentados en una misma posición, malas posiciones profesionales (sentado en una oficina o parado sin movimiento), dañan sus venas.

Algunos de factores mencionados a continuación pueden ser la causa desencadenante o agravante para la formación de las várices.

La Herencia. Es decir un familiar de primer orden puede transmitir la información que predispone a tener várices y esto puede repetir en generaciones futuras, es decir, si su mamá y papá tienen várices, es bastante probable que usted las padecerá y que usted pueda transmitir esa información a sus hijos. Por este motivo es que hay varios miembros de una misma familia con esta enfermedad.

El sexo, el sexo femenino tiene más predisposición a la enfermedad por los cambios hormonales, tratamientos a base de hormonas y los embarazos, pero también los hombres pueden presentar la enfermedad y es más frecuente de lo que se puede imaginar.

La edad, con el paso del tiempo las venas pueden perder tono, o perder función adecuada sus puertas o válvulas y esto traer várices.

Ciclos menstruales, es común que con la primera menstruación da inicio a las primeras arañitas venosas o venitas alteradas y en ocasiones a molestias en las piernas y en jovencitas con carga genética familiar incluso venas varicosas.

El embarazo, en algunas paciente es una etapa clave para el desarrollo de várices, y esto es debido al gran aumento de hormonas que acompañan al embarazo, (aumenta la progesterona, hormona que dilata las venas) el efecto de masa que crea la compresión del bebé sobre algunas venas grandes en el abdomen y la tendencia a aumentar excesivamente de peso. (embarazos múltiples). En algunas ocasiones las venas dilatadas durante el primer embarazo mejoran después del parto, pero se congestionan y no mejoran posterior al segundo emabarazo.

Desórdenes hormonales ligados a la pubertad, el embarazo, la menopausia o los tratamientos hormonales, uso de anticonceptivos orales.

El no hacer ejercicio y tener los músculos del tobillo y de la pantorrilla flácidos ( sin un tono muscular adecuado)

Sobrepeso u obesidad, es un factor común para ambos sexos, pero es en la mujer en donde la grasa puede acumularse en las piernas y además asociarse con no solo la aparición de várices sino con la aparición de celulitis. El sobrepeso dificulta el regreso de la sangre de los pies hacia el corazón.

Golpes o fracturas de las piernas o el tobillo.

Intensa actividad f ísica ( exagerada) ejercicio con mucho peso o anaeróbica (pesas).

Tratamiento inadecuado de várices con cualquier método practicado ( escleroterapia, laser, radiofrecuencia, cirugía).

Uso prolongado de zapato de tac ón muy altos.

Desequilibrio alimenticio

Ropa muy ajustada

La exposición a temperaturas muy elevadas, no solo al calor del sol sino también de saunas o de hornos, el estar mucho tiempo en la cocina etc. El tiempo de frio mejora el problema venoso ya que no se dilatan tanto las venas.

Antecedente de trombosis venosa profunda previa ( secuela postrombótica ) antecedente de obstrucción de una vena profunda de la pierna.

El tabaquismo, estudios recientes han demostrado que algunos metabolitos del cigarrillo afectan a las venas.

¿Cuales pueden ser las molestias que dan las várices?

cuales-pueden-ser-las-molestias-que-dan-las-varicesDolores de tipo punzadas, o piquetes, hormigueos, calambres por las noches, sensación de piernas pesadas, fatigadas, o inquietas, tensión o ligadura, hinchazón de el tobillo o de la pierna, dolor o enrojecimiento en una vena ( flebitis ).

En muchas ocasiones, los pacientes acuden solo para resolver un problema estético, es decir unas venitas superficiales que se ven cosmeticamente no muy atractivas, sin embargo en ocasiones esto es la señal de que alguna vena en el interior de la pierna esta enferma sobre todo cuando se sienten las molestias antes mencionadas, en algunas personas que practican mucho ejercicio a veces estos pasan desapercibidos pero las dilataciones varicosas no pasan tan desapercibidas y es cuando se busca un tratamiento que en ocasiones tiene que hacerse no solo por tener piernas bellas, sino para controlar una enfermedad que puede incrementar en un futuro si no recibe un adecuado tratamiento. En otras ocasiones las venas ya son abultadas , dilatadas, tortuosas, varicosas “muy visibles”, o con cambios de coloración a nivel del tobillo o muchas venas en el dorso del pie o en el tobillo.

Foto de pequeñas venas dilatadas llamadas micro várices, arañas venosas, telangiectasias.

¿Cuando tratar las várices?

Cuando estas causen molestias y que el Angiólogo identifique el origen venoso de esta molestia, como inflamación o hinchazón por las tardes o noches del tobillo o de la pierna, dolor tipo punzadas, o piquetes, hormigueos, calambres por las noches, sensación de pesadez, fatiga, inquietud en las piernas, tensión o ligadura, dolor o enrojecimiento en una vena ( flebitis o tromboflebitis).

Si existen datos como cambios en la coloración del tobillo, piel dura o acartonada, venas muy abultadas o ya la aparición de úlceras en el tobillo.

Cuando se corrobora estas molestias con algún estudio de imagen ( ultrasonido vascular o eco vascular venoso) que indique el mal funcionamiento de las venas y la posibilidad de tratar las venas enfermas sin riesgo. Este tipo de estudios como ultrasonido, doppler lineal venoso, o flebografía son auxiliares de diagnóstico muy importantes para elegir el mejor tipo de tratamiento para usted.

Si causan perturbación estética o psicológica. (aunque, gran número de pacientes con problemas estéticos están asociados ya a molestias mencionadas).

¿Quién tiene várices?

No toda la gente padece de várices, aunque se calcula que un gran porcentaje de la población en México la tenga, y es por ello que se están haciendo estudios actuales como el Vein Consult, que se hace para estimar que porcentaje de la población tiene este frecuente problema.

No es común encontrar el problema antes de los 20 años, talvés en algunos casos telangiectasias o varículas, (arañitas venosas o venas menores de 3 mm) . Pero después de los 30 años en bastante frecuente encontrar este problema en ambos sexos.

quien-tiene-varices

¿Se puede hacer ejercicio teniendo várices?

se-puede-hacer-ejercicio-teniendo-varices

Si es posible, y necesario el mejor ejercicio es la caminata, ya que cada vez que pisamos la sangre acumulada en esta región sube, lo mismo sucede con los músculos de la pantorrilla hacen que la sangre suba con mayor facilidad y la sangre no se quede tanto tiempo estancada en las venas de la rodilla al pie, que es en donde más tiende a acumularse la sangre, por esto es muy importante caminar.

 

 

Alta Especialidad en Venas

Novarices | Cirugia y Tratamientos para Varices ® 2016 derechos reservados | Aviso de Privacidad | Aviso Legal | Designed by: Bioxnet